Los vecinos de Portmán vuelven a alzar la voz para que regeneren su bahía

Escrito por Carlos Illán Ruiz. Fotos: Antonio Meroño 'Jayam'. 28 de junio de 2020, domingo.

La colocación de una pancarta en la playa y la lectura de un manifiesto en el que, entre otras preocupaciones, expresan que las administraciones "no se encuentren a la altura e interesadas con un compromiso firme".



La asociación vecinal Liga de Vecinos de Portmán ha celebrado esta mañana un acto reivindicativo para exigir, una vez más, la regeneración de la Bahía de Portmán, como vienen esperando desde que cesaron los vertidos en 1990, subsanando de esa manera el mayor delito ecológico que ha sufrido el Mar Mediterráneo y otorgando futuro social y económico al municipio de La Unión.

Las obras están paralizadas desde hace catorce meses y las ansiadas buenas noticias no llegan. Todo lo contrario, el Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por la empresa Marco-Ciomar por la paralización de los trabajos y tras ser firme la sentencia que anulaba el contrato de adjudicación, ahora obliga al ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) a puntuar otra vez las ofertas que se presentaron cuando fue adjudicado el contrato.



La noticia tiene sus reacciones. Daniel Portero, presidente vecinal, ha expresado a preguntas de este diario que era algo que se esperaba, "pero que supone 16 meses de pérdida de tiempo, siendo el pueblo de Portmán el que realmente ha perdido". Después se refiere a la reunión de la comisión de seguimiento que tendrá lugar el 8 de julio, en el que los colectivos portmaneros estarán representados por Pedro Martos en un encuentro que reunirá también a las tres administraciones públicas. Ahí se deben saber en boca de los representantes del Gobierno de España en qué punto está realmente la regeneración. "A ver qué cosa nueva nos dicen que no conozcamos ya", han indicado, para después referirse también al asunto de puerto deportivo, que tampoco tiene visos positivos y que en este caso es competencia del gobierno regional.

El alcalde, Pedro Martos, al respecto, ha manifestado que le consta que en todo este tiempo "en el ministerio no han dejado de trabajar y conoceremos ese día que soluciones nos dan". En su respuesta también se ha referido al proyecto sobre el que se estaban desarrollando los trabajos "y que ha llegado a un punto en el que no se podía seguir por cuatro graves problemas que presentaba", dando a entender que, posiblemente, habrá que elaborar uno nuevo. También le hemos preguntado si, después de tantos problemas y tantos años, percibe en los vecinos que crece la resignación o el malestar. "Resignación, nunca, y malestar siempre va a haber porque cuando tocamos la solución con los dedos, se aleja", ha apostillado, para después expresar su optimismo recordando las palabras que dijo el secretario de Estado: "Todo lo que se comienza se termina".



Las manifestaciones de Daniel Portero y de Pedro López se pueden escuchar en el vídeo adjunto, al igual que el manifiesto leído por los vecinos, con el que han expresado que la situación de proyecto de regeneración es hoy "cuanto menos incierta" y que les preocupan que las obras sigan paradas, "que nuestra bahía no recupere el esplendor de antaño, que las administraciones no se encuentren a la altura e interesadas con un compromiso firme en que Portmán recupere su dignidad, en que la Región de Murcia deje de tener un punto negro en su litoral, en que España siga teniendo en su costa los vestigios de un desastre ecológico sin precedentes y que sigamos un día y otro viendo como pasa el tiempo y la bahía sigue sin regenerar".

La acción reivindicativa organizada por la Liga de Vecinos ha contado con el respaldo de otros colectivos, de varios residentes y de una representación del gobierno municipal.

LA PLAYA DE SAN BRUNO
El segundo motivo que ha movilizado a los vecinos es 'la playa larga', donde está prohibido el baño por motivos de seguridad y en el que los que hoy estaban instalados en esa zona se han jugado ser sancionados por el servicio del Seprona de la Guardia Civil.



Los vecinos reclaman su apertura de forma unánime para descongestionar la playa de El Lastre y para el disfrute de unionenses y visitantes. "Hagan lo que sea necesario y agilicen los trámites, tomen interés y solucionen los inconvenientes", han expresado dirigiendose a la administración responsable, que en este caso es la Demarcación de Costas.

El alcalde, además de mostrar su preocupación por el peligro que suponía que esta mañana hubiera gente en la arena de San Bruno, ha explicado que este área tiene problemas de seguridad que se subsanarán cuando se limpie de basura y la valla de seguridad se coloque en una cota superior, más atrás, alejándola de los bañistas. El ayuntamiento no es competente hasta que la playa esté abierta y mientras la autoridad es de Costas. A ellos se ha dirigido y le han informado que han requerido a Marco-Ciomar para que lleve a cabo esos trabajos.



A Daniel Portero le hemos planteado que por 'unos y otros' esos trabajos se vayan demorando y pase el verano. Ha respondido que los vecinos estarían dispuestos a limpiar la playa. Sin embargo, quedaría el asunto del vallado... y la calidad de la arena, "pues podrían existir productos contaminantes. Marco-Ciomar tiene que hacer lo que le ha requerido Costas y lo que debe tener prioridad por encima de todo es la seguridad. La playa de San Bruno se tendrá que abrir, pero con la máxima seguridad para todos", remarca el regidor unionense.

Imprimir