El obispo felicita a los sacerdotes por su labor durante el 'Estado de alarma'

Escrito por María de León Guerrero. Diócesis de Cartagena. 3 de abril de 2020, viernes.

En la carta enviada a los sacerdotes, monseñor Lorca Planes pone fin a la dispensa del precepto de asistir a la misa dominical, establecida durante el confinamiento.




El obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, agradece el esfuerzo que los sacerdotes han realizado durante el tiempo del estado de alarma: “Tengo que reconocer, valorar y agradecer el trabajo y el esfuerzo que todos los sacerdotes habéis puesto por estar cerca de vuestros feligreses, compartiendo con ellos estos momentos de dolor”. El obispo destaca la presencia del presbiterio diocesano en los momentos de sufrimiento de las familias que han perdido durante este tiempo a sus seres queridos y no han podido despedirlos, en muchos casos, “sin el consuelo de una celebración religiosa, como la familia hubiera deseado”; por el esfuerzo realizado acompañando a las Cáritas parroquiales, que han visto incrementado su trabajo; así como en la cercanía mostrada con la feligresía, acercándoles el sacramento de la Eucaristía a través de internet cuando no se podían realizar celebraciones litúrgicas públicas. “Los sacerdotes habéis despertado vuestra creatividad e imaginación para acercar a los fieles a la Eucaristía, para ofrecer espacios de oración y adoración del Santísimo con los medios que teníais a vuestro alcance”.
 
En la carta, Mons. Lorca establece el fin de la vigencia del decreto en el que dispensaba del precepto de asistir a la misa dominical y de los días de precepto, ya que el 11 de mayo se recuperó el culto público y ya ha cesado el estado de alarma. “Ha llegado la hora de volver a celebrar la fe participando con la comunidad parroquial en la Eucaristía dominical, recuperando así la normativa general de la Iglesia”.
 
El obispo hace mención, también, a las fiestas patronales que se celebren durante este tiempo, recordando a los párrocos que se respeten las medidas de seguridad establecidas porque “el coronavirus sigue presente e, incluso, rebrotando en algunos lugares”. Respecto a la celebración de procesiones, indica a los sacerdotes que deberán consultarlo primero con el vicario de zona para determinar si es “oportuno hacer una procesión” y de acuerdo con las autoridades locales y regionales, “siendo muy estrictos en todo momento con el cumplimiento de los protocolos de seguridad e higiene, así como de distancia entre asistentes y el uso de mascarillas”.


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo
 

Imprimir