Viernes, Octubre 20, 2017
   
Text Size

Siguen ‘incendiando’ la serranía de La Unión

Había sospechas, pero con lo sucedido esta mañana parecen haberse despejado las dudas y todos dan por hecho de que la mano humana está detrás de la sucesión de fuegos que están teniendo lugar en el municipio. Esta mañana han sido dos focos en El Chorrillo, uno en El Lazareto y otro en el Cabezo Rajao.


 

Sobre las nueve de la mañana ha comenzado la movida mañana en La Unión. Se declara un pequeño fuego en el Cabezo Rajao, que pronto será apagado, pero antes de las diez y media surgen otros tres, dos en el paraje de El Chorrillo y uno en El Lazareto. Rápidamente los medios comienzan a llegar, sin esperar que alcance una importante dimensión. En El Lazareto trabaja una bomba rural de Protección Civil de La Unión, mientras que en El Chorrillo hay otras dos del Consorcio de Extinción de Incendios de la Región de Murcia y del servicio de bomberos de Cartagena. Además, dos helicópteros de las brigadas forestales llegan rápidamente desde Alcantarilla.

Son zonas de difícil acceso para los camiones, teniendo que desplegar a tope los trescientos metros de sus respectivas mangueras. En un caso vemos como la misma recorre las construcciones de El Chorrillo para ir ascendiendo. En El Lazareto, baja hacia una pequeña rambla, para luego subir. “El que quema esto sabe lo que hace y que en estas zonas el acceso de los vehículos es muy complicado”, dice una de las personas que están en el lugar en referencia a que no se facilita la labor de los especialistas. Ante esta situación, el trabajo de los helitransportes de agua es crucial.



También han acudido al lugar agentes de Guardia Civil, Policía Local y Brigadas Mediambientales. “Menos mal que no hace aire…, ésto podría ser la muerte, una catástrofe”. Esa frase la escuchamos en diversos momentos y en puntos diferentes. Los trabajos siguen y las cubas de agua deben bajar a la ciudad para recargar en los puntos reservados a bomberos. Luego regresan en el menor tiempo posible, abriendo paso el coche patrulla del 092.

Poco antes de las once y media horas el incendio está controlado en el foco de la vaguada de El Chorrillo. Enseguida se suma su punto vecino y a las once y media se da oficialmente por controlado los tres puntos de actuación. Comienzan a retirarse los medios, mientras que se incorporan efectgivos de la Unidad de Defensa Contra Incendios Forestales de Cartagena, cuya labor principal es refrescar la zona. Se espera la llegada de los agentes del BRIDA, la brigada de investigación de incendios.

Una mano (o varias) humana parece claro que está detrás de estos incendios, provocando unos ya (tristemente) habituales estados de tensión y temor porque las llamas vayan a más, además de un gran gasto de dinero público. Esta vez, la ausencia de viento y la rápida presencia de medios evitó un mal mayor. ¿Habrá una próxima vez?   

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information