Miércoles, Octubre 18, 2017
   
Text Size

Implantan en el hospital Santa Lucía un sistema de cribado de cardiopatías congénitas para bebés

Este método, que comenzó a desarrollarse en el hospital Los Arcos del Mar Menor, mide la saturación de oxígeno en las primeras 48 horas de vida.

El área materno-infantil del recinto hospitalario del Área II de Salud registró 2.762 partos en el año 2016, lo que supone una media de más de siete alumbramientos diarios.


El área materno-infantil del hospital general universitario Santa Lucía de Cartagena ha implantado un sistema de cribado para detectar cardiopatías congénitas en recién nacidos asintomáticos antes de que reciban el alta hospitalaria.

Este método se practica desde hace tres años en el hospital universitario Los Arcos del Mar Menor, y supuso la primera experiencia en la Región.

Este cribado universal va a permitir incrementar el porcentaje de recién nacidos que pueden ser susceptibles de recibir un tratamiento adecuado y precoz ante estas patologías. El centro hospitalario de Santa Lucía registró el pasado año 2.762 nacimientos.

La prueba consiste en medir la saturación de oxígeno con un pulsosímetro en las primeras 48 horas de vida, siempre antes del alta hospitalaria. Se trata de un procedimiento sencillo, no invasivo y sin molestias que permite detectar la hipoxemia en el recién nacido, una situación que puede pasar desapercibida a la inspección visual.

Los bebés afectados por una cardiopatía congénita pueden presentar síntomas desde los primeros días de vida, aunque en ocasiones la cardiopatía tarda en dar la cara, por ese motivo es frecuente encontrar niños asintomáticos.

La incidencia de estas patologías es de 2 casos por cada 1.000 nacimientos y aún no se ha podido determinar cuáles son las causas de las cardiopatías congénitas, aunque en la mayoría de los casos no se consideran hereditarias. Tampoco los niños con estas dolencias presentan factores de riesgo conocidos.

Las herramientas actuales para una detección y diagnóstico se basan en las ecografías prenatales y las exploraciones físicas rutinarias de la madre durante el embarazo, que sólo consiguen detectar aproximadamente dos tercios de los casos. Por estos motivos, más de un 30 por ciento de bebés con estas cardiopatías graves pueden ser dados de alta en maternidad sin diagnóstico, lo que representa un riesgo durante las primeras semanas de vida de que se produzca una situación de colapso en el recién nacido si no se diagnostican en el tiempo adecuado.

El cribado universal de las cardiopatías congénitas mediante pulsosímetro es un procedimiento recomendado por sociedades científicas del ámbito nacional e internacional y se está generalizando su implantación en las maternidades de los hospitales.






 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information