Lunes, Julio 16, 2018
   
Text Size

'Banderas negras' para la Bahía de Portmán y la Sierra Minera

Ecologistas en Acción ha analizado la situación ambiental de las costas y del entorno litoral español con su informe 'Banderas negras 2018', con el que realiza un resumen de los casos más destacados de despropósitos medioambientales de nuestras costas. Continuando con el formato usado desde el año 2016, se han asignado dos 'banderas' a cada provincia del Estado español, más Ceuta y Melilla. De este modo, se asigna una bandera por casos de contaminación, y otra por casos de mala gestión ambiental, no siendo fácil, en muchas ocasiones, establecer la línea divisoria entre una y otra. En el caso de la Región de Murcia, ha recibido esta negativa distinción Bahía de Portmán, Sierra Minera y Mar Menor.


Ciertamente, son muchos más los casos que se podrían haber incluido en este informe, mas con este formato, se pretende homogeneizar dos problemáticas recurrentes en todas las provincias litorales de los casi 8.000 km de costa del territorio estatal, sin excepción, haciendo hincapié en que se trata de un análisis sintético de los problemas que bañan nuestros entornos litorales. Debido a ello, el informe se limita a 48 banderas en todo el Estado (ver tabla), las cuales resaltan los casos más conflictivos, pero sin olvidar que Ecologistas en Acción continúa denunciando estas y otras ilegalidades cometidas en nuestro litoral.

En esta edición, encontramos algunas banderas recurrentes, que ya fueron galardonadas en ediciones anteriores, como el caso de la ampliación del puerto de Melilla, el Mar Menor en Murcia, el proyecto del puerto de Bilbao o la ría de Huelva. Este hecho es un indicativo de que es imprescindible seguir denunciando las actuaciones irresponsables de los diferentes gobiernos, así como las consecuencias que han derivado en la destrucción de determinados entornos costeros, además de sus valores humanos, sociales y culturales. Es necesaria la denuncia, así como lo es la puesta en marcha de medidas que traten de mitigar las problemáticas derivadas, en muchos casos irreversibles.

El litoral español cuenta con ecosistemas de incalculable valor, pero mientras que para unas el valor es sinónimo de conservación del entorno natural, para otras, es sinónimo de riqueza económica a cualquier precio. Esto ha promovido, desde décadas atrás, la destrucción de nuestros entornos, generando además, un negocio obsoleto del “turismo de sol y playa”. Este negocio en multitud de ocasiones fabrica un producto que no se corresponde con la realidad, como sucede con la retirada de arribazones o la destrucción de los complejos dunares para desarrollar viviendas en primera línea de playa. Se ha de considerar que España recibe anualmente a una media de unos 80 millones de turistas (casi el doble de la población española), lo que supone un aumento de la demanda de recursos y de la generación de residuos, que en muchas ocasiones, supera la capacidad de muchas localidades para hacer frente a este desenfrenado número de visitantes.

Si bien la finalidad de este informe no es centrarse en la problemática generada por el turismo, sí es necesario indicar que dicho aumento masivo de visitantes, unido a otros factores, pueden favorecer que lleguen a nuestras aguas de baño, una elevada cantidad de bacterias, de origen fecal, que pueden alterar gravemente la salud humana. Para entender este tipo de contaminación, ya sea puntual o permanente, se ha añadido el Anexo I, en el cual se explican los análisis de la calidad de aguas de baño que realizan las diferentes autoridades localidades. Estos análisis son recogidos por el Náyade (Sistema Nacional de Información de Aguas de Baño del Ministerio de Sanidad), para la realización de sus informes anuales sobre la calidad del agua de baño.

Dentro de la capacidad que se sobrepasa en periodos determinados, también es importante destacar el acúmulo de basuras en nuestros entornos litorales. Como ya es sabido, el originan de la mayoría de las basuras marinas está en tierra, y con un efecto acumulativo en el tiempo, consecuencias que vemos a diario desde tiempo atrás. Si a esta acumulación de residuos, se añade anualmente otra cantidad importante, resulta inviable para muchas localidades, poner remedio a la situación a corto plazo, al margen de la aplicación de legislaciones que prohíban, por ejemplo y como ya se ha hecho, el uso de plásticos de un solo uso. Tal es la importancia actual de este fenómeno, que también hemos hecho una especial mención en el Anexo II, llamado “Basuras marinas”, para tratar de dar una explicación genérica de la situación, centrándonos en la relación basura-entorno costero.

Tampoco debemos olvidarnos del gran problema del cambio global. Seguimos denunciando que no se están ejerciendo políticas de mitigación de las problemáticas derivadas de este gran gigante, como son la erosión costera, el aumento del nivel del mar o la llegada de especies invasoras. El cambio global parece que no es un problema para las autoridades, el problema para ellos es la especulación en nuestros entornos, deshumanizando nuestro legado y valores culturales. Esta problemática, junto a otras que se pueden leer a lo largo del informe, han sido, son y seguirán siendo, denunciadas por parte de Ecologistas en Acción.

 

© 21DEhoy agenCYA - launiondehoy@gmail.com - Telf: 968 92 22 63 - 608 48 90 63

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information