Viernes, Octubre 19, 2018
   
Text Size

“Estoy disfrutando al escuchar más palos en el cante que nunca y con la afluencia de público”

Juan Francisco Pérez Avilés, una voz autorizada en el mundo flamenco, valora para el periódico de La Unión las dos primeras semifinales del Festival, resaltando la mayor afluencia de público que en otras ocasiones (“los llenos no eran habituales en el concurso puro”). Por contra, no comparte que el premio ‘Desplante’ se haya dividido este año en categorías masculina y femenina. En cuanto al cante que ha presenciado, destaca “la absoluta calidad e igualdad” en el cante, además de que está disfrutando al escuchar “más bulerías, tangos, soleares y seguiriyas que nunca, sin dejar de mimar a los cantes mineros”. En lo referente a otras modalidades, se ‘moja’ al desvelar que los aspirantes que más le han deleitado han sido Rafael Ramírez, Clara María Gutiérrez y Adrián Santana Núñez en el baile, ‘El Bola’ en guitarra y Andrés Barrios con el piano.


“La esencia del Cante de las Minas es su concurso”, reitera Juan Francisco Pérez Avilés, quien fue concejal municipal, secretario del jurado del Festival, premio ‘Carburo de oro’ y que ha escrito artículos de flamenco en revistas especializadas, que en este año ofrece su cualificado punto de vista a los lectores de La Unión de Hoy, con el aval de ser testigo de esta gran cita flamenca durante décadas.

De las dos primeras jornadas de semifinales, se muestra feliz por el nivel que han ofrecido los aspirantes y por la mayor afluencia de público. “Estos llenos en el concurso puro no eran frecuentes y esto consolida aún más la proyección del Festival, pues es una garantía de calidad”.

Respecto al cante, destaca “la absoluta calidad y la igualdad, a diferencia de otros años”, dice matizando que queda por ver la tercera semifinal y que no siempre el nivel ofrecido en las semifinales se repite en la final, pues alguna pueden tener ‘un mal día’. Este año, los aficionados “no podemos decir que uno u otra van a barrer y se van a llevar la Lámpara Minera. No hemos visto un cante por mineras que destaque con claridad”, apunta. Otro aspecto que destaca es que el festival “cada vez es más cosmopolita y cada vez acoge más variantes flamencas. No sólo de cantes mineros vive el hombre, pues el flamenco son también la grandeza de los cantos bajoandaluces, los fandangos de Huelva, de los cantes abandonados… Otros años nos quejábamos de que se oían en las semifinales muy pocas soleares, muy seguiriyas, muy pocas bulerías en nuestras semifinales, y para mí ha sido sorprendente la variedad de palos que estamos disfrutando. Estamos escuchando más bulerías que nunca, más tangos que nunca, más soleares que nunca y más seguiriyas que nunca y sin dejar de mimar a lo nuestro, los cantes mineros. Esto es otro éxito del festival”.   

Siguiente capítulo, el baile. Destaca el nivel artístico observado en las dos primeras jornadas en todos, aunque reconoce que le gustaron mucho Rafael Ramírez, Málaga; Clara María Gutiérrez Casado, de Córdoba; y Adrián Santana Núñez, de Málaga. Respecto al concurso de baile, “y desde la crítica enriquecedora de un festival que es de mi tierra y es mi pasión”, apunta, expone que no termina de entender la novedad de este año de desdoblar en categorías masculina y femenina en el premio ‘Desplante’. “Creo que es un precedente no ejemplarizador. El baile es baile. Supongo que la base de esta iniciativa está en que hace medio siglo el prototipo debía ser de taconeo y el de bailaora era la que movía muy bien los brazos. Entiendo que esos prototipos han quedado superados por la evolución del arte flamenco y hoy hay bailaoras que taconean perfectamente, como Sara Baras, y bailaores que mueven de forma brillante los brazos”, explica.

Por último, afronta los dos restantes premios. Sobre la guitarra destaca la escasa cifra de participantes, apuntando que ve un buen nivel. Le preguntamos si hay alguno que quiera destacar y nombra al madrileño Agustín Carboneli Serrano ‘El Bola’, quien ha acompañado en actuaciones a Enrique Morente, como cantaor, y a su esposa, como bailaora. 

En cuanto a los instrumentistas, lo primero que quiere expresar es “la efervescencia dinámica del arte flamenco, que no es una pieza de antropología o de arqueología musical ni es folclore puro en sentido estricto, el arte flamenco está vivo”. Dice que, en espera del que actúa esta noche, ha visto a “dos pianistas como la copa de uno”, resaltando que especialmente le deleitó el sevillano Andrés Barrios, “tocó como los ángeles del cielo una bulería y una taranta”.

Concluye indicando que es muy importante “que salgan nuevos palos y que venga cada vez más gente al auténtico sentido del festival del Cante de las Minas”.

* Las declaraciones íntegras se pueden escuchar en el vídeo adjunto

 

 

© 21DEhoy agenCYA - launiondehoy@gmail.com - Telf: 968 92 22 63 - 608 48 90 63

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information