“El flamenco, al igual que el jazz y el blues, son auténticas músicas del alma”

Juan Francisco Pérez Avilés se ha incorporado este mes al periódico de La Unión para ofrecer sus conocimientos y opiniones de la nueva edición del Festival del Cante de las Minas.

El unionense ha sido concejal del Consistorio, secretario del jurado del gran certamen flamenco y en 2013 fue destinatario del ‘Carburo de oro’ del Festival, además de columnista en diversas ocasiones de publicaciones flamencas.


Juan Francisco Pérez Avilés, quien, curiosamente, nació el mismo año que el Festival del Cante de las Minas, habla de los orígenes de los cantes mineros (“se debió a la migración minera que a finales del siglo XIX llegó procedente de la sierra almeriense de Gados, trayendo aquellas personas su taranta, que después evolucionó”) y del Festival.

También expresa que celebrar cada año el Cante de las Minas “es un milagro levantar este Festival año tras año con una cabeza elevada de orgullo, pues no olvidemos que La Unión tiene uno de los mayores índices de paro de Europa”, indica. Elogia la labor de todos los medios de comunicación para el auge del certamen que acoge “la capital del flamenco del mundo”.

El unionense también muestra su debilidad hacia el concurso (“nuestra esencia”) por encima de las galas (“tener a esto artistas es cuestión de dinero”). Respecto a estas últimas, considera que este año se debían “haber estructurado las galas de forma más coherente. Por ejemplo, Miguel Ortega pegaba más con María Terremoto que con Diana Navarro. Lo digo con buena fe y como reflexión”.

Pérez Avilés estuvo presente en una prueba selectiva, “pero me he informado de las restantes y tengo entendido que hay alto nivel en esta edición”, dice quien resalta el respeto que los “noveles de toda España tienen a La Unión, como he comprobada cada año”.

Por último, quiere exponer la universalidad del flamenco: “Es cosmopolita, y al igual que el blues y el jazz, son músicas auténticas del alma”, añadiendo que cualquier tiene “derecho a hacer fusión, pero desde las raíces”. Después desvela que en cursos superiores de guitarra del Conservatorio de Córdoba, entre más de cien aspirantes, el primer puesto lo ha ocupado un joven de origen chino, “que es un máquina y ha sorprendido a los flamencólogos”, mientras que el segundo puesto fue para un japonés. “Vamos a respetar y entender al flamenco, abriéndonos desde la sensibilidad. Como decía Paco de Lucía, no es sólo un magnífico lenguaje musical, sino una especial manera de entender el mundo”, concluye.

 

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information