Un regreso cargado de escenas de emoción

La Procesión del Santo Entierro y Soledad de María del Viernes Santo, que no se celebraba desde 2018, regresó con la brillantez pasionaria que merece y una sucesión de momentos, como contemplar las obras que Paco Conesa creó como Soledad y el Yacente (uno de sus portadores fue el alcalde), ver a las mujeres de La Magdalena llevar en volandas el trono por la calle Quevedo, romper a aplaudir con las ‘levantadas’ de los tronos, mirar con optimismo el futuro por el vivero de niños, disfrutar con el buenhacer de los tercios, grabar la foto de la procesión pasando por la Casa del Piñón y en el encuentro… y, entre otros, sentir la emoción de Juan Antonio Pérez Campillo en su despedida de un cortejo como hermano mayor de la Cofradía del Cristo de los Mineros.  GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)    



Imprimir Correo electrónico

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.