La unión hace la fiesta

Las personas que integran las agrupaciones procesionistas de María Magdalena y de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos ha sido un sólo grupo durante la Cruz de Mayo de la Sierra Minera en un ejemplo de hermandad y de alegría. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)



Las cruces de mayo se instalaban en las plazas de los pueblos y suponían un punto de encuentro de los vecinos para disfrutar del tiempo primaveral. Así era la tradición y así se han mostrado las agrupaciones de la Magdalena y de la Dolorosa en las treinta horas (más o menos) que ha durado la Cruz de Mayo de la Sierra Minera organizada por la Cofradía del Cristo de los Mineros.

Los dos colectivos han sido sólo en torno a una floreada cruz común, donde han compartido un gran arroz, una barbacoa, bailes y muchos momentos de convivencia, mostrándose muy generosos con los visitantes. Al margen de añadirle o no elementos rocieros, así era la tradición y así han lucido en la villa de El Garbanzal estos dos inquietos y muy activos colectivos procesionistas.

Imprimir Correo electrónico

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.